¿Los lactantes con muy bajo peso al nacer pueden ser tratados con®?
Sí. BLES® ha sido clínicamente evaluado en ensayos controlados con lactantes que pesan entre 380 y 4460 gramos. La dosis recomendada de BLES® es de 5 ml por kilogramo de peso corporal. Por lo tanto, el volumen de una dosis es proporcional al peso del lactante; un lactante más pequeño recibe un volumen menor de administración de BLES®. Por ejemplo, un lactante de 1 kg recibiría 5 ml de BLES®, sin embargo un lactante que pesa 400 g recibiría solo 2 ml de BLES®
¿Cuáles son las ventajas de la dosis de volumen relativamente alta de BLES®?
Al administrar una dosis con bolo de forma rápida, se ha descubierto en estudios preclínicos que volúmenes más grandes de surfactante que contienen relativamente altas cantidades de SP-B y SP-C producen una distribución más uniforme en los pulmones, lo cual mejora la respuesta al tratamiento.1,2
¿Por qué se recomienda una administración rápida con bolo durante la aplicación de BLES®
La distribución homogénea del surfactante por la gran zona de superficie de los pulmones es crucial para el éxito del tratamiento.3 Los estudios preclínicos han mostrado que una administración rápida con bolo ayuda a garantizar la formación del menisco, el llenado de la tráquea y los bronquios con el bolo, a partir del cual se puede pasar a un proceso de dispersión más uniforme.1
¿Debería usar un método de goteo lento para administrar BLES®
No. Una técnica de administración por goteo lento es menos probable que forme un menisco en la tráquea. En ausencia de un menisco líquido, la distribución del surfactante se vuelve dependiente de la orientación de las vías aéreas con respecto a la gravedad. Esto puede conducir a la hiperinsuflación de ciertas porciones del pulmón4, que podrían posiblemente dar como resultado una distensibilidad pulmonar desigual.
¿Debería usar partes alícuotas de prueba al administrar BLES®?
No. Las partes alícuotas de prueba podrían llevar a una distribución desigual en los pulmones. Esto puede conducir a la hiperinsuflación de ciertas porciones del pulmón4, que podrían posiblemente dar como resultado una distensibilidad pulmonar desigual. Asimismo, Rubin et al descubrieron que pequeñas partes alícuotas de prueba pueden promover la movilización de la mucosidad residente lo que puede ocasionar la obstrucción del tubo endotraqueal.5 Véase a continuación.
¿Con qué frecuencia tiene lugar la oclusión del tubo endotraqueal (ETT) durante la administración de BLES®? ¿Cuál es el método recomendado para resolver la oclusión del ETT? 
BLES® tiene baja viscosidad lo que contribuye a una baja tasa de oclusión del ETT. Desde su aprobación para la comercialización, solo en el 0,02 % de los pacientes estimados tratados se han informado complicaciones del ETT. Específicamente, en relación con la obstrucción aguda de las vías aéreas, Rubin et al. descubrió que la obstrucción de las vías aéreas en el RDS puede deberse, en parte, a las propiedades mucosas anormales y al transporte ciliar deficiente, y que el tratamiento con el surfactante puede mejorar la eliminación de la mucosidad de los pulmones5.  Por lo tanto, BLES® puede promover el movimiento de la mucosidad residente que podría causar la obstrucción. Los lactantes pueden sufrir taponamiento mucoso, en particular si las secreciones pulmonares eran prominentes antes de la administración de BLES® Los lactantes cuya ventilación se vuelve marcadamente deficiente durante o poco después de la administración pueden sufrir taponamiento mucoso del ETT. Practicar aspiración en los lactantes antes de la administración puede reducir la posibilidad de que la obstrucción mucosa bloquee el tubo endotraqueal. En caso de presunción de obstrucción del tubo endotraqueal y de practicar aspiración sin éxito, se debe sustituir de inmediato el tubo endotraqueal bloqueado.
¿Cómo afecta la baja viscosidad de BLES® la distribución del surfactante en los pulmones?
Cuando se administra mediante bolo rápido, el alto volumen y la baja viscosidad de BLES®, en combinación con concentraciones relativamente altas de SP-B y SP-C, pueden contribuir a la eficacia del surfactante.6 Una adecuada ventilación puede distribuir el surfactante de baja viscosidad a las vías aéreas terminales lo que lleva a una más rápida dispersión en unas pocas respiraciones y a una distribución más uniforme del surfactante en los pulmones.7 Por estos motivos, pueden preferirse surfactante con menor viscosidad superficial para aplicación endotraqueal. Además, una menor viscosidad superficial significa que se pierde menos surfactante para cubrir las vías aéreas superiores.7,8
¿Puede administrarse BLES® con la técnica del tratamiento mínimamente invasivo de surfactante (MIST, Minimally Invasive Surfactant Therapy)?
Un estudio realizado por la Universidad de Manitoba llegó a la conclusión de que un gran volumen de surfactante (BLES®) puede administrarse de manera efectiva y segura sin interrumpir la presión positiva continua nasal en las vías respiratorias (NCPAP, Nasal Continuous Positive Airway Pressure) mediante un pequeño catéter vascular en lactantes prematuros de menos de 35 semanas con RDS.9
¿Cuán rápido se prevée que el paciente responda tras recibir BLES®?
Dado que BLES®  actúa rápidamente para mejorar la oxigenación y distensibilidad pulmonar, es muy importante que el paciente esté permanentemente controlado después de la administración, con ajustes de los parámetros ventilatorios en respuesta a los cambios. Producto de la reciente experiencia clínica, se ha descubierto que a la mayoría de los pacientes tratados con BLES® se les retira la asistencia respiratoria dentro de los 30 minutos; sin embargo, se ha informado de lactantes a los que se les retiró la asistencia respiratoria al minuto10
¿Cuándo puedo administrar una repetición de la dosis de®?
Los recién nacidos pueden recibir hasta 3 dosis adicionales de® dentro de los primeros 5 días de vida. Los criterios para administrar una dosis adicional son una respuesta positiva a la dosis previa y un aumento en la asistencia respiratoria señalada por un aumento gradual de la FiO2. Este aumento debe ser al menos 10 % mayor que la FiO2 requerida tras la respuesta inicial a la dosis previa de BLES®. No hay requisito de tiempo mínimo entre dosis.
¿Cómo entibio las dosis de BLES® antes de su administración?
BLES® debe calentarse al menos a temperatura ambiente, pero no más que la temperatura corporal antes de administrarse. El calentamiento puede realizarse de las siguientes maneras (los tiempos son aproximados):

Método de calentamiento Frascos refrigerados Frascos congelados
Con la mano 5 min. 10 a 15 min.
En el mostrador 20 min. 60 min.
IBaño maría a 37°C 2 min. 5 min.

Una vez a temperatura ambiente, revuelva gentilmente o invierta el frasco para suspender el lípido y dispersar los aglomerados. Inspeccione la homogeneidad del frasco. Es normal que los frascos calentados tengan una dispersión pareja de partículas de lípido finas pero visibles. El contenido debería aparecer como una suspensión blanquecina a amarilla clara.

¿Qué sucede si el producto no cambia de fase en el congelador?
Algunas ampollas “congeladas” puede que no solidifiquen. Esto es algo normal que no afecta la calidad del producto
BLES® tiene un tiempo de conservación congelado muy largo, ¿por qué el tiempo de conservación refrigerado es solo de 10 meses?
Esto se debe a que las especificaciones de estabilidad biofísica y química son las mismas que las especificaciones de autorización para estos atributos. Esto significa que al concluir sus 36 meses de tiempo de conservación congelado o 10 meses de tiempo de conservación refrigerado, la calidad de la especialidad farmacéutica es idéntica a la de un lote recientemente fabricado.


1 Espinosa, F.F., Kamm, R.D. Meniscus formation during tracheal instillation of surfactant. J Appl Physiol 85: 266-272, 1998
2 Nouraeyan, Lambrinakos-Raymond, A., Leone, M., Sant’Anna, G. Surfactant administration in neonates: A review of delivery methods. Can J Respir Ther. 2014 Autumn; 50(3):91-95
Guttentag, S., Foster, C. Update in Surfactant Therapy. NeoReviews V. 12 No. 11 November 2011: 625-633

4 Ueda, T., Ikegami, M., Rider, E. D., Jobe, A. H. Distribution of surfactant and ventilation in surfactant-treated preterm lambs. J. Appl. Physiol. 76(1):45-55, 1994.
5 Rubin, B.K., Ramirez, O., King, M. Mucus rheology and transport in neonatal respiratory distress syndrome and the effect of surfactant therapy. Chest. 101;1080-1085, 1992.

Lewis, J. F., Goffin, J., Yue, P., McCaig, L. A., Bjarneson, D., Veldhuizen, R. A. W. Evaluation of exogenous surfactant treatment strategies in an adult model of acute lung injury. J. Appl. Physiol. 80(4):1156-1164, 1996. And in-house testing
Nouraeyan, et al. Surfactant administration in neonates: A review of delivery methods. Can J Respir Ther. 2014 Autumn; 50(3):91-95
Lewis, et al. Evaluation of exogenous surfactant treatment strategies in an adult model of acute lung injury. J. Appl. Physiol. 80(4):1156-1164, 1996.

Seshia, M., Ethawi, Y. A., Hussain, A., Minski, J., Miller, J., Alvaro, R. Large volume surfactant administration in preterm infants using minimally invasive technique (ECALMIST; Early CPAP and Large Volume Minimal Invasive Surfactant Therapy). Abstract.
10 Stockley, E., Valotaire, R., Miller, M., da Silva, O. Effects of bovine lipid extract surfactant administration in preterm infants treated for respiratory distress syndrome. Health Sci Rep2018;e34.